Editorial de L. Ronald Hubbard, Autor de Éxitos Editoriales Internacionales del New York Times

El futuro de Scientology y de la Civilización Occidental

 El futuro de Scientology y de la Civilización Occidental

El futuro de Scientology y de la Civilización Occidental

La supervivencia de la civilización occidental está en juego. El verdadero peligro se esconde en la naturaleza misma de lo que amenaza al hombre en general: la aberración individual. Por lo tanto, sólo una organización con la tecnología para confrontar y manejar al individuo puede descargar de su mente los milenios de violencia y confusión acumulados que causan guerras, criminalidad e irracionalidad. Aquí entonces, está la proclamación clásica de L. Ronald Hubbard respecto a por qué los scientologists, trabajando juntos, pueden y deben cambiar el rumbo de la civilización occidental, y así, el de la Tierra.

Leer Más
comprar
15 €
Envío Gratuito Actualmente elegible para envío gratuito.
En Existencia Envíos dentro de 24 horas
Formato: Disco Compacto
Conferencias: 1

Más Sobre El futuro de Scientology y de la Civilización Occidental

Proteger el fuerte para una civilización nunca es fácil, ¡y es imposible construir una nueva cuando la antigua está hecha añicos! Nunca se ha hecho antes, pero ahora se tiene que hacer si algo va a progresar en este sentido. Y no estoy siendo dramático. En realidad me estoy quedando lo más fantásticamente corto que nunca me haya quedado en un estrado. – L. Ronald Hubbard

La supervivencia de la civilización occidental está en juego. Armado con armas de poder colosal y equipado con tecnologías superiores a cualquier otra a lo largo de la historia documentada, el Occidente parece disfrutar de ventajas sin precedente. Leyes y reglamentos atiborran sus libros de estatutos. Grupos sinceros y dedicados trabajan para solucionar sus problemas. Y en todas partes, individuos bienintencionados mantienen la función en marcha.

Pese a estos recursos, la supervivencia de la civilización occidental está en peligro. La amenaza más mortal no viene de criminales empedernidos, naciones hostiles o ideologías opuestas. Más bien, el verdadero peligro se esconde en la naturaleza misma de lo que amenaza al hombre en general: la aberración individual.

Por lo tanto, sólo una organización con la tecnología para confrontar y manejar al individuo puede descargar de su mente los milenios de violencia y confusión acumulados que causan guerras, criminalidad e irracionalidad. Y sólo existe una tecnología así.

Aquí, entonces, está la proclamación clásica de Ronald respecto a por qué los scientologists, trabajando juntos, pueden y deben cambiar el rumbo de la civilización occidental, y así, el de la Tierra.

« Conferencias Clásicas